El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Tim Burton, señor de lo macabro.

Llegados a estas fechas, desde hace más de una década, siempre hay una tonadilla que me viene a la cabeza.

Se trata de una de las obras maestras del cine, de la mano del “niño raro” (siempre será él)  de Hollywood: Pesadilla antes de Navidad.

Y es que Tim, como ningún otro, ha sabido hacer de lo tétrico y lo una cosa que nos devuelve a la infancia, que resulta divertida y mona, que nos produce la misma excitación del miedo como de sonrisas.

En su natal California, su pasatiempo era hacer burlas de delitos sangrientos, asustar a los niños del vecindario con invasiones alienigenas e incluso hacer que adultos preocupados llamaran a la policia, porque  había un niño tirado en el césped con un hacha clavada en la espalda.

Si bien sus vecinos lo consideraban “inadaptado social con apetito frecuente por la ciencia-ficción y el terror”, nosotros lo podemos llamar Papá Friki.

Fagocito de películas de serie B clásicas de la Hammer, ingresó en el Instituto de Artes de California, fundado por Disney, donde forjó su carrera profesional.

Mi primer contacto con su obra comenzó con Beetlejuice, donde ya contaba con la colaboración de Danny Elfman. En 2010 cumplen los 25 años, lo que sin duda alguna (con permiso de Helena Bonham Carter y la Sra. Elfman), es uno de los más duraderos y fértiles matrimonios en la industria del cine. Eso me recuerda que tengo que poner en mi Wishlist de Amazon la impresionante caja de celebración de este evento.

El año pasado  se celebró el Décimo Tercer Aniversario de la creación de Pesadilla antes de Navidad, en el que hasta los más siniestros seres de las tinieblas escénicas rindieron con júbilo homenaje a Jack Skeleton, el Rey Calabaza. Con ustedes, “Esto es ”, versión Marilyn Manson:

Otras noticias: