El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Vacaciones en una isla desierta.

He podido disfrutar de una más prematura que el resto de mis compañeros, dada mi segunda paternidad.
En este tiempo, como la princesa se porta bastante bien, hemos hecho una visita a un en los Pirineos Aragoneses, más concretamente en el .

es un pueblo de origen medieval, que fue abandonado por la construcción del embalse de El Grado. En 1986 fue cedido a la Unión General de Trabajadores (UGT) que dedica sus mejores esfuerzos a su rehabilitación para usos turísticos, sociales y agropecuarios.

El Pueblo Recuperado de Ligüerre está compuesto por dos núcleos distantes 2 km.: el antiguo “Mesón de Ligüerre” y el pueblo de “Ligüerre de Cinca”. Ambos, rodeados por el embalse de El Grado y por un entorno de pinos, viñas, olivos y senderos.

Un lugar tranquilo y familiar para disfrutar de tradiciones, cultura y gastronomía. Situado en la comarca de Sobrarbe a corta distancia de Aínsa, el Parque Nacional de Ordesa, el valle de Pineta y la Sierra de Guara. Donde la práctica de deportes acuáticos y de aventura en el propio Centro complementan la oferta turística.

La combinación de ocio, tranquilidad y conocimiento de la naturaleza hacen de Ligüerre de Cinca un destino ideal en el Pirineo Aragonés.

Lo que no esperaba (aunque más tarde caí en la cuenta), es la tranquilidad con la que nos encontramos ahí. Estábamos únicamente nosotros, una cuadrilla de obreros y ocasionalmente los dos camareros del bar y la cocinera. No llegamos a una docena de  personas para todo el pueblo, que, dadas las instalaciones y la ubicación, ahora en Semana Santa alojará a unas mil personas.

Por otro lado, me brindó la oportunidad de hacer bastante fotografía sin encontrar ni un alma a la redonda.

 

abril 20, 2011   Sin comentarios