El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Nadie está olvidado, nada está olvidado…

Os va a parecer un poco extraño pero he de confesar que mi fiesta favorita no es la Navidad, ni tampoco mi cumpleaños. Mi fiesta favorita durante toda mi vida sigue siendo el Día de la Victoria, . Día cuando en el año 1945 firmó la rendición incondicional. La firma se ha producido en la ciudad alemana Reims el 8 de mayo a las 22:43. Por diferencia horaria con Europa en Moscú ya era el 9 de mayo.


© Evgeny Haldey

Ahora intentan cambiar la presentando muchas veces a casi como auténtica culpable de la masacre. Y eso me duele mucho sabiendo que mi país aguantó el golpe mas duro y mi pueblo pagó un precio demasiado alto. Por eso la Victoria tiene un valor incondicional para mi. Especialmente por que los dos mis estuvieron ahí.

Mi paterno, Vladimir Kushnarev, se fue a la guerra en el año 1943 cuando formaron el “Tadeush Kostsusko”. Mi abuelo era medio alemán medio polaco y hablaba los dos idiomas libremente. Se fue a la guerra en rango de capitán y regresó como mayor. Cuando llegó la él ya tenía un gran equipaje bélico detrás de su espalda: participó en Primera Guerra Mundial, Revolución de Octubre, Guerra Civil Rusa. También pasó por la Gran Purga de los años 30, pero un año de cárcel por falsas acusaciones no le hizo perder la fe en el comunismo. Aun con todo, siendo un verdadero Patriota, se fue a la guerra y luchó heroicamente. Tenía condecoraciones “Por Liberación de Varsóvia”, “Por 30º Aniversario del Ejército y la Armada Soviéticos” y orden “De la Guerra Patria”. Murió en 1952 por un cáncer de riñón.

En esta fotografía está mi abuelo Vladimir el día cuando formaron el 1er División Polaco. La envió a mi abuela Dina. En el otro lado escribió “Así me voy al combate”.

Mi abuelo materno, Kirill Lopatin era un hombre de pueblo de una zona de extremo oriente ruso muy pobre. Era un hombre extraordinariamente fuerte, un gigante rubio con bello rostro y ojos celestes, que luego los heredó mi madre. Él se fue al frente en 1941 como un soldado de artillería. Llegó hasta la famosa Batalla de Kusrk donde en 1943 fue herido y perdió ambos brazos. Estuvo ingresado en un hospital y regresó a casa con la Victoria en mayo de 1945. Vivió hasta el 1998. Murió a los 90 años. Nunca contaba nada de su vida pasada, por eso supimos que él estaba de servicio en el ejercito de NKVD (la precursora de KGB) solo después de su muerte. Tenía dos “De la Guerra Patria” y una medalla “Al Valor”



No tenemos ninguna foto suya con el uniforme. Solo tengo esta foto, hecha en 1948. Esta al lado de mi madre, “niña de la Victoria” (nació justo 9 meses después la Victoria), y mi tío Vladimir.

Esos días siempre pienso en mis dos abuelos. Eran hombres muy valientes y abnegados que dieron todo por la Paz. Me angustia saber que sé tan poco de ellos. Su generación era diferente a la nuestra. Parece que estuvieran hechos con otro material, más solido, más firme. Por eso no quiero que se olviden sus , su heroísmo. ¡Eso va por vosotros, Vladimir y Kirill! С Днём Победы!

Nadie está olvidado, nada está olvidado…

mayo 7, 2010   14 Comentarios