El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Ojo que muerden!!!

Bueno, ahora que llega el buen tiempo y las escapaditas de fin de semana para pasar unos días de relax dándonos unos relajantes baños en la playa, creo que es el mejor momento para hablar de los ataques de tiburón en playas españolas. En las costas del Mediterráneo se han registrado 23 ataques de tiburón. En España por suerte no hay más que dos ataques registrados pero esto no quiere decir que no transiten por nuestras playas numerosos tiburones.

El primero de los ataques se produjo en Tarifa, un paraíso para los surfistas. Ocurrió un nublado día de Marzo de 1986 mientras J. L. Pérez surfeaba con su tabla, sin apenas darse cuenta un gran tiburón blanco surgió del agua a una velocidad endiablada causándole gravísimas heridas en su pierna que ocasionaron la amputación del miembro. En el caso de que el gran blanco no hubiera soltado la “presa” el desenlace habría sido fatal.

El segundo de los ataques sucedió un caluroso 3 Septiembre de 1993.  J. Hernández nadaba a unos 150 metros de la costa cuando sintió un fuerte pinchazo en uno de sus pies. Mientras se giraba observó que pegado a él se encontraba un escualo de dos metros que de un sólo mordisco le había arrancado varios dedos del pie.

En Tarragona en 2007 se avistó un tiburón de grandes dimensiones que merodeó por las playa durante un mes. Debido a la preocupación por que se produjeran ataques,  las playas se cerraron durante días hasta que se produjo la captura del escualo. Resultó ser un tiburón gris de dos metros de longitud que falleció días después de su captura debido a la infección provocada por unos anzuelos ingeridos.

En Tossa de Mar en 1992 apareció un gran tiburón blanco varado en la playa que murió tras varias horas de agonía. Imagínate que te engancha un bicho de estos en uno de tus bañitos, buaaaaa….

Si quieres seguir disfrutando de tus relajantes baños en el mar y aprecias algo tu vida, no olvides seguir las siguientes recomendaciones:

1. No nades nunca en solitario. Los tiburones no suelen realizar ataques a grupos de personas.
2. No te adentres mucho en el mar ya que si se produce el ataque de un tiburón las probabilidades de supervivencia y asistencia médica se reducen.
3. No te bañes al amanecer, al atardecer, o de noche. La mayoría de especies de tiburones cazan durante esas franjas horarias y ellos nos detectan con mucha más facilidad que nosotros a ellos. No nos daríamos ni cuenta de su presencia.
4. Nunca entres en el agua con heridas abiertas ya que los tiburones huelen la sangre a kilómetros de distancia.
5. No entres en el agua con objetos brillantes como joyas, ya que podrían confundirnos con las escamas de algún pez.
6. Evita darte un baño en zonas en las que haya mucha concentración de algas, estas atraen a las presas de los escualos que a su vez atraen a los tiburones.
7.Evita las aguas donde se produzca concentración de pesca, las gaviotas son un buen indicador de depredadores.

La próxima vez que te estés dando un bañito en el mar y se te pase por la cabeza “¿habrá tiburones?” , la respuesta es clara: “SÍ”,  y el próximo podrías ser TÚ.

Otras noticias:

4 comentarios

1 M.JNo Gravatar { 03.24.10 at 22:08 }

Uf, creo que no me voy a bañar más que en en baño de mi casa.
Me he puesto a ver vídeos de tiburones en youtube y se me ha puesto hasta mal cuerpo.
Gonza creo que tienes que volver a la temática anterior.

2 BelénNo Gravatar { 03.25.10 at 0:30 }

Mae mía que miedito… aunque bueno, entre tiburones y mujeres no sé con qué me quedo en la temática xDD

3 Rubén GallúsNo Gravatar { 03.25.10 at 9:55 }

madre mía, a mi creo que sólo de verlo de cerca en el agua me daría un infarto :s

4 AlexNo Gravatar { 03.28.10 at 19:41 }

La primera foto es fake no? Sino vaya tela…

Las otras… ufff acongojantes