El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Mañana fue la guerra…

El titulo parece ser erróneo pero no lo es. Así se llama el libro del escritor ruso Boris Vasiliev que que relata muy bien la de los días previos al 22 de junio de 1941, un día memorable en la historia. Día cuando empezó la Gran Guerra Patria – es así como en Rusia llamamos la guerra con durante .

Sí, inevitablemente regreso otra vez al mismo punto en la historia para contarles una pequeña historia de una de Yevgeni KhaldeiEl primer día de la Guerra“.

21 de junio tradicionalmente en toda la Unión Soviética se celebraba el día cuando los graduados se despedían de sus escuelas. Los jóvenes felices y llenos de esperanzas no sabían que se despedían no solo de sus compañeros de clase y de los profesores. Se despedían de la adolescencia y de la vida pacífica. Porque al día siguiente, domingo 22 de junio de 1941 a las 4:00, hora de , llegó la guerra.

Domingo por la mañana el fotógrafo regresó de una pequeña expedición encargada por la redacción de un periódico moscovita. Al llegar a casa Khaldei se sorprendió al ver mucha gente y muchos coches en la puerta de la embajada alemana. Poco después le llamaron de TASS (Agencia de Telégrafos de la Unión Soviética) y pidieron venir urgentemente a su sede principal con la cámara. A las 12:00 Molotov anunció por la radio que la ha sido atacada por Alemania Nazi sin declarar la guerra oficialmente. Khaldei salió corriendo a la calle. En la puerta de había un grupo de gente escuchando el discurso de . Caras preocupadas y desconcentradas. Nadie podía creerlo. Khaldei hizo varias fotos. Una de ellas con el titulo “El primer día de la Guerra” se hizo mundialmente famosa.

Con la fama llegaron dudas sobre la autenticidad de la fotografía (junto con otros tantos trabajos del fotógrafo). Nadie quería creer que el 22 de junio de 1941 en Moscú hacía tanto frío que la gente vestía abrigos y gorros. Pero al hacer una consulta en centro meteorológico se pudo comprobar que efectivamente aquel día hacía mucho frío.

Otra confirmación de la autenticidad de la imagen llegó por parte de una de las personas que aparecen en la foto. Se llama Valentina Smirnova y está en primera fila tercera de la derecha. En los años 60 Valentina se reconoció a sí misma en la fotografía, que por aquél entonces estaba publicada en todos los libros del texto escolares, y contactó con el fotóggrafo. Ella contó que aquélla mañana salió para hacer algunas compras cuando oyó el anuncio de que a las 12:00 habría un discurso extraordinario de Molotov. Por el centro de Moscú Valentina vio a mucha gente preocupada juntándose alrededor de los reproductores de la radio callejeros. Nadie sabía nada. Ella también paró al lado de un reproductor en la calle Nikolskaya, en la puerta de TASS, donde fue inmortalizada por Yevgeni Khaldei.  Y así Valentina Smirnova entró en la historia de la guerra más terrible del siglo XX.

Via / Foto

También te puede interesar: