El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Lost Planet

Soy de esas personas que le gustan probar siempre lo último de lo último y es por ello que intento conseguir siempre las últimas novedades en videojuegos, aunque únicamente lo ojee un poco y después lo guarde en la estantería a esperar su turno.

Pues después de haber terminado un título tan interesante como Majin Forsaken Kingdom que os comenté en este post, he decidido cambiar un poco el chip y liarme a tiros con este videojuego Lost Planet, que aunque ya está a la venta la segunda parte de la saga, pues ni siquiera había olido la primera. Lo peor de retomar juegos “viejos” es que una vez vistos los gráficos de las nuevas generaciones, te dejan un poquito de mal sabor de boca y el juego ha de ser realmente una delicia para que puedas terminarlo sin pensar que has perdido tiempo de ocio.

En este caso no me arrepiento en nada de haber elegido Lost Planet. Es un juego bastante cortito (12 misiones), más de lo que estoy acostumbrada (los rpg y rol se hacen eternos). En sólo unas 3 horas ya he llegado a la mitad del videojuego (modo fácil, ya me tiraréis las piedras a la salida) y la verdad es que he quedado sorprendida… gratamente. Me habían hablado bastante bien de la saga, pero su estética no me llamaba mucho la atención, además de pensar que era un shooter como todos los demás… pues me equivocaba un poquito.

Es cierto que los decorados son bastante simples. Caminaremos por terrenos nevados prácticamente en todo el juego, cosa que acompaña a la trama completamente. Los humanos han decidido explorar nuevos planetas para poder vivir y dejar la Tierra que está bastante demacrada. Curiosamente encuentran un planeta que tiene las condiciones necesarias para la vida de los humanos, salvando que hace un frío helador, cosa que van a intentar cambiar con tecnología. Mientras intentaban realizar la colonización, unos simpáticos alienígenas les atacan, los llamados Akris que viven en el planeta y se niegan a abandonarlo o convivir con otras razas.

La historia comienza cuando uno de los pelotones colonizadores es atacado por un monstruo enorme que mata al padre de uno de los integrantes del pelotón, el único superviviente, que es salvado de la congelación por un grupo de humanos. Realizará una serie de misiones con ellos para acabar con los Akris, hacer del planeta un lugar habitable y vengar la muerte de su padre.

Estamos ante un shooter en tercera persona, en el que dispondremos de una gran variedad de armas para acabar con estos monstruitos. Para atacarles deberemos afinar la puntería, ya que tienen zonas débiles donde tendremos que apuntar. Una vez muertos, estos bichitos sueltan energía calorífica, que deberemos recoger para mantener el calor dentro de nuestro traje mientras estemos en el exterior, puesto que si perdemos el calor moriremos inmediatamente.

Básicamente este es un juego que si queréis pasar un buen rato disparando bichines pues está bastante bien. Aquí os dejo un vídeo gameplay del juego.

Otras noticias: