El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Hay veces que hay que pararse para escuchar

Muchas veces, nuestro trajín diario nos impide pararnos a disfrutar de olores, del paisaje, del sol…. e incluso, algún asturiano diría que también se puede disfrutar de la lluvia.

The Washington Post quiso hacer reflexionar sobre este aspecto a todos los habitantes de Nueva York. La historia comienza así:

‘Eran las 7:51 a.m. del viernes, 12 de enero, hora de pleno apogeo. En los próximos 43 minutos, mientras el violinista toca seis piezas clásicas, 1,097 personas pasan por la estación de L’Enfant Plaza, núcleo del Washington federal. LA gran mayoría de ellos estaban de camino al trabajo, lo que significa que, para la mayoría de ellos, un trabajo en el gobierno.’

Ese violinista que se situó en una pared de la salida interior del metro, era Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo por el que llegan a pagar millonadas por uno de sus conciertos.

En este experimento realizado por el Washington Post de percepciones y prioridades, no tocó cualquier tema, se eligieron masterpieces que llevan siglos manteniéndose por su brillantez.

¿Qué pasaría? La verdad, es que los resultados nos hacen pensar en la vida que llevamos.

 

También te puede interesar: