El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Gran Milagro de TU-154M

Seguramente todos recordarán lo que pasó el 15 de enero de 2009 con el Airbus A320 de US Airways que amerizó al río Hudson de Nueva York después de que uno o varios pájaros colisionaron con los motores. Entonces los medios de comunicación de todo el mundo les brindaba su admiración a la del aquél y todo el mundo entero se quedó asombrado por la y el del piloto Chesley Sullenberger que salvó la vida a 150 pasajeros.

Pues lo que sucedió en Rusia pasado 7 de septiembre de 2010 pasó prácticamente desapercibido. Pero lo sucedido no es otra cosa que un en toda regla. Incluso más bien coincidencia de varios milagros.

Y sucedió lo siguiente. La de compañía aérea “Alrosa” mientras realizaba un vuelo entre Polyarny y Moscú Domodedovo a la altura de 10.600 metros sufrió un completo del sistema eléctrico. Eso significa que se apagaron todos los dispositivos eléctricos desde la bombilla en el baño hasta los aparatos más importantes de navegación como el indicador de actitud o la altitud y los sistemas de radio y de comunicaciones. Y lo más importante, dejaron de funcionar las bombas de combustible que pasan éste de los tanques de las alas al tanque central del fuselaje que es el que alimenta los motores. Y con tan solo 3300 kilogramos de combustible en el tanque central(para una de estas dimensiones es muy muy poco), la tripulación optó por realizar un descenso de y buscar algún lugar para intentar aterrizar.

Si miráis en el mapa de la zona donde finalmente consiguió aterrizar TU-154M, veréis que no es una zona muy poblada. Y por ahí no existe ningún aeródromo en mínimas condiciones para el . La situación se complica cuando se trata de un avión “ciego” y “sordo” con combustible al límite y con 72 pasajeros a bordo.

Lo primero que hicieron los pilotos es poner un vaso de agua en el panel de navegación. ¿Para qué? Como un sustituto del indicador de actitud para poder salir de las nubes. Después al salir de las nubes y bajar hasta 3000 metros los pilotos empezaron a observar la zona a las orillas del río Izhma buscando cualquier sitio libre del bosque cerca del río o simplemente un fragmento de río sin curvas donde se podría amerizar. Pero lo que encontraron por pura casualidad se puede llamar el primer milagro. Era una pista de aterrizaje abandonada de unas 1300 metros de longitud que desde el año 2003 solo permite aterrizar los helicópteros.

Después de dar dos vueltas sobre la pista para estudiar el terreno a la tercera ellos se lanzaron al aterrizaje con una gran velocidad hasta casi 400 km/h (con una norma de 270 km/h) ya que los “famosos” flaps y slats tampoco funcionaban. Por suerte los chasis el condición de aterrizaje forzoso funcionan con un sistema hidráulico sin conexión con el sistema eléctrico. A gran velocidad el avión se salió de la pista de aterrizaje 200 metros dentro del bosque y por eso el avión se quedó bastante dañado.

El tiempo en aquel momento era inestable con visibilidad de tan solo 22 metros. Así que aquí viene otro gran milagro. Porque aterrizar un avión incluso en situación habitual sin fallos brutales en el sistema y con una pista de aterrizaje en condiciones con estas circunstancias del tiempo es muy muy complicado.

De los 72 pasajeros a bordo y 9 personas de tripulación nadie resultó herido. Y es la parte más importante del Gran Milagro que se produjo en algún lugar de República Komi.

Estos son los nombres de la tripulación:

Comandante de aeronave: Evgeny Novoselov
Copiloto: Andrey Lamanov
Navegante: Sergey Talalayev
Ingeniero de vuelo: Rafik Karimov

Tripulantes de cabina de pasajeros:
- Nikolay Dmitriyev
- Elena Dmiriyeva
- Elena Razumova
- Rifkat Nizamov
- Vasily Vyrodov

¡Un aplauso a los Heroes!

Foto | ru_aviation

También te puede interesar: