El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Gliese 581 g, planeta con posibilidad de vida

Por variar un poco, y quizás porque he madrugado y no tengo ganas de inventarme noticias, como suelo hacer, esta vez voy a comentar una de verdad. En serio. De verdad de la buena. En serio.

De verdad, joder.

La noticia la ha dado la Nasa, se ha descubierto un planeta que es, más o menos parecido a la Tierra, solo que sin todos esos molestos humanos encima dando por saco. Eso sí, a niveles astronómicos, decir que es más o menos parecido a la tierra es que es capaz de albergar agua en estado líquido, el equivalente a decir que un ladrillo y Matias Prats son parecidos por que son capaces de mantenerse de pie encima del suelo.
Sin embargo sigue siendo un avance. Un planeta de estas características es todo un hallazgo, y el grupo de científicos que lo han encontrado seguro que estarán pensando en como merece la pena haber estado 11 años mirando al monitor de un espectómetro, para encontrar patrones regulares en las radiaciones de una estrella y acabar exclamando ‘¡coño! ¡Un planeta!’ No me volveré a quejar de mi trabajo. Al menos no hoy..

¿Qué características posee este planeta? Pues, por todo lo que sabemos, que está a una distancia suficiente de su sol lo suficiente como para albergar agua… y poco más. Su radio, debido a lo complicado del método de detección, es entre 1.3 y dos veces la tierra. O sea, como la tierra… o el doble de la tierra, aproximadamente. Como para pedir la precisión en milímetros, estamos.

La distancia a la que está son unos 20 añitos a años luz, por lo que calculo que ahora mismo en ese planeta estarán empezando a recibir emisiones telecinco de VIP noche. Si había esperanza de vida, estoy seguro que eso le quita cuatro puntos. 20 años luz son 6 parsecs, 1,2 millones de veces la distancia entre el sol y la tierra, o 3,5 veces la distancia entre Zaragoza y el Polígono Industrial Plaza.

Otra característica muy peculiar es que debido a la distancia tan corta a la que se encuentra de su sol, es muy probable que presente un acoplamiento de marea. Esto implica que tenga la misma cara orientada al sol, constantemente, creando una diferencia de temperatura de aproximadamente unos 100º (de menos 30º a 75º). En caso de albergar vida, si esta vida quisiese ir de un lado a otro del planeta, debido al brusco cambio de temperatura debería mínimo esperar dos horas a hacer la digestión.

Pero a pesar de esos números tan imprecisos (y a la vez tan meritorios de calcular), su “extremas” temperaturas y la poca distancia a su sol (una enana roja, o persona bajita comunista, por ser políticamente correctos), este planeta logra mantenerse dentro de los límites de la vida. Es todo un hallazgo, y lo mejor es que debido a los mejores métodos de detección, es probable que empiecen a venir más.
Lo siguiente es averiguar dónde habrá vida, y a qué sabe.

Otras noticias: