El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Delfines inteligentes

Como conté en mi anterior post, la semana pasada estuve en el Oceanografic de Valencia. Un que merece la pena visitar.

Entre lo que pude ver, me quedé con el espectáculo del delfinario y precisamente por esa razón quería hablar hoy de los . ¿Cómo es posible que sean capaces de hacer semejantes saltos, juegos y piruetas y sin embargo no utilicen esas técnicas para escapar de redes de pescadores cuando los atrapan?

He recopilado un poco de información sobre la de los delfines que os resumo en este post:

La inteligencia de los delfines

La inteligencia de los delfines es enigmática y aún no conocemos su capacidad real. Poseen estructuras cerebrales complejas que en humanos y simios se asocian con las habilidades sociales y la empatía, y su cerebro  es el mayor del reino en relación al tamaño de su cuerpo, tras el del ser humano. Pese a ello, resuelven problemas peor que monos, visones y hurones, y como os he dicho anteriormente, no saben utilizarlo para escapar de una simple red.

Los delfines  usan herramientas –esponjas para proteger el hocico–, son juguetones y aprenden actividades si se les premia. Son sociables y cooperan entre sí –cazan juntos, se ayudan en los partos– o con otras especies. Su aprendizaje es imitativo. Se comunican con sonidos variados –aunque su lenguaje no ha sido descifrado–, se llaman por sus nombres y se reconocen en un espejo, lo que indica que quizá posean autoconciencia.

¿Pero, son inteligentes los delfines?

Incluso en los seres humanos,  la “inteligencia” es un término muy confuso. Se la suele relacionar con la capacidad de aprender,  de conocer y de analizar utilizando la razón y el juicio.  Para contestar esta pregunta no sólo se han analizado pruebas de comportamiento sino las estructuras del sistema nervioso. La simple comparación del cerebro de un y un humano nos hace entrar en la sospecha del elevado nivel intelectual del cetáceo. No sólo el cerebro de éste es superior, en proporción al tamaño corporal, que el del hombre sino que también presenta una mayor complejidad. Así el córtex, capa cerebral donde residen las más altas facultades intelectuales, parece ser más extenso y con mayor complicación de circunvalaciones, siendo su número al menos el doble. Además, el número de neuronas es al menos un cincuenta por ciento mayor en el delfín. Algunos especialistas opinan que estos animales podrían poseer un intelecto mayor al del humano pero definitivamente distinto.

Por otro lado, es muy conocida la gran capacidad de aprender de los delfines, ellos enseñan a sus crías a obtener alimento y a defenderse de los predadores. Incluso, los delfines en cautiverio pueden enseñar a otros los “trucos” aprendidos durante su entrenamiento que no son otra cosa que un medio para obtener comida.  Tal vez el error consista en que estamos analizando a los delfines en busca de una “inteligencia humana”, una inteligencia capaz de adaptar el entorno en que vivimos en base a nuestras necesidades (por ejemplo convertir piedras en una casa) y nos cuesta entender a un animal que se adapta al medio en que vive sin cambiarlo en su provecho pero aprovechándolo plenamente. En este campo podríamos decir que los delfines han demostrado mayor inteligencia que los seres humanos. Sin embargo sigue sorprendiéndome el echo de que los delfines sean incapaces de escapar de una red para lo que sólo necesitarían un simple salto.

Sentimientos

Los delfines sienten y expresan emociones. Incluso mantienen una sexualidad abocada al placer, no sólo a la reproducción. Los delfines en grupos saltan para expresar su alegría. Sin embargo, en cautividad, no saben saltar para huir.

El delfín emite señales acústicas a través de un mecanismo situado en la cabeza. Esas señales rebotan en las masas sólidas y vuelven luego a su oído. Los delfines analizan esas ondas y construyen mapas tridimensionales entrelazados.

El cerebro humano sólo puede captar unas treinta señales acústicas, el delfín unas setecientas. Por esa razón, sus sonidos nos parecen chasquidos.

Además de esos chasquidos, los delfines emiten silbidos con la parte profunda de la laringe. Se cree que unos y otros forman parte de un sofisticado sistema de comunicación. Recientemente se ha comprobado que los delfines salvajes se saludan y que utilizan un silbido particular para cada individuo – ¿Un nombre?-.

Algunos experimentos muestran que los delfines tienen un alto grado de conciencia: no sólo pueden reconocer a otros sino que se reconocen a si mismos.

Para finalizar

A pesar de todo esto, he encontrado también mucha información sobre las matanzas de delfines que se hacen sobre todo en Japón. Algo tremendamente cruel y que no me apetecía mostrar.

Os dejo un video en el que se ve a unos delfines del acuario de San Diego jugando con burbujas de aire:

Enlaces consultados:

http://www.muyinteresante.es/ies-el-delfin-tan-inteligente-como-el-hombre

http://lamesadelrincon.blogspot.com/2007/02/la-inteligencia-de-los-delfines.html

También te puede interesar:

1 comentario

1 El Dragon de Komodo | Sync Staff { 11.17.10 at 23:41 }

[...] blog ya se ha hablado anteriormente de algunos animales. Bien sea por su asombrosa inteligencia inteligencia, por su venenosa picadura o por colarse por los orificios mas reconditos, son excepcionales y [...]