El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

De parecidos razonables, homenajes, o falta de imaginación

Revisando los próximos estrenos de verano y un poco más, me topo con algo que me provoca un tanto de fascinación.

La próxima película a estrenar de Hugh Jackman (el Lobi para los Marvel Zombies), es la de un boxeador fracasado, en un futuro no muy lejano, en el que los púgiles han sido sustituidos por de media tonelada y más de dos metros de altura, que sobrevive con combates de mala muerte y que junto con su hijo, entrenará a un prometedor aspirante (robótico, claro). Esta película promete ser Acero Puro, aunque no se si por ser un gran Blockbuster o por preferir tragarse un puñado de rodamientos del mismo material antes que ir a verla.

La cosa es que guarda un cierto parecido a un juguete que se creó a mediados de los 60:  Rock’em Sock’em Robots y que seguro que habéis visto en alguna serie americana (aunque sea de amarillos dibujos animados – Ha,ha -). Quizá se manejan igual. Veamos su comercial.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Para los interesados en el juguete (que se que los hay), aparte de la versión de Mattel, hay otra japonesa (Tamiya) que tendrá un par de años y que tiene mucha más base (Ya expliqué en su día la fijación de los japoneses con los robots gigantes) para que los que nos narre la película pueda hacerse realidad (¡Qué miedo!)

 

 

 

También te puede interesar: