El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Cómo limpiar plata

Hoy me toca hacer un post práctico donde comparto con vosotros algunas básicas caseras para limpiar . Toda la plata cuando va pasando el tiempo pasa de brillar a ponerse “fea” ennegreciéndose. Para que vuelva a tener el lustre de siempre podemos utilizar unos productos químicos creados para este fin o utilizar técnicas caseras.

Bicarbonato

Esta es la técnica más utilizada. Consiste en utilizar el bicarbonato sódico en un pequeño recipiente, calentar agua e ir echándola en el recipiente poco a poco mientras se va moviendo hasta crear una pasta. Hay que lavar previamente los objetos que se van a limpiar con agua y jabón. Una vez secos, coger un cepillo y pringar la pasta de bicarbonato en él para frotar los objetos por toda su superficie. Al terminar, lavar el objeto y listo.

Dentífrico

Si, la pasta de dientes también nos sirve para esta tarea. Lavamos el objeto a limpiar con agua y jabón, cogemos un poco de dentífrico y frotamos con intensidad el objeto. Una vez que esté limpio, lavamos el objeto con agua y jabón, lo secamos y listo.

Ketchup

También podemos utilizar esta salsa para limpiar nuestros objetos de plata, aunque no es una práctica muy convencional, sigue siendo igual de sencilla. Preparar un recipiente grande con una solución de 1 litro de agua tibia con un vaso de ketchup. Remojamos el objeto durante unos 15 min, lo sacamos y lo lavamos bien. Una vez terminado untamos vaselina líquida sobre el objeto, limpiamos la vaselina con un paño y lo frotamos para pulirlo.

Papel de aluminio

Por último, esta curiosa forma de limpiar plata rápida y eficaz. Forramos con papel de aluminio un recipiente, que llenaremos de agua caliente. Disolvemos sal en el agua e introducimos los objetos de plata. La temperatura del agua acelerará la reacción del cloro y la sal atacando la superficie del aluminio y permitiendo su oxidación. La plata se reduce a plata metálica y elimina el azufre convitiéndolo al aire en forma de sulfuro de hidrógeno, que tiene un olor bastante desagradable. El papel de aluminio quedará inutilizable. Pasados unos minutos sacamos los objetos y les damos brillo con un paño.

En este vídeo podemos ver los efectos de esta última técnica:

También te puede interesar: