El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Casco para cortarse el pelo

Ir a la peluquería para algunos es más un sacrificio que otra cosa, pues aquí os presento un invento que quizá os sirva para solucionar este pequeño problema.

Y es que las peluquerías yo no sé a los hombres, pero a las mujeres nos pegan unos sablazos de infarto cada vez que vamos a hacernos cualquier tontería en el pelo, hablo de unos 25-30€ la media, de ahí para arriba dependiendo de lo que queramos hacernos. Me resulta gracioso que te pregunten la longitud de tu cabello, porque dependiendo de ella te costará más o menos caro cortarte el pelo… interesante.

¿Qué más dará meter un tijeretazo en una longitud que en otra? ¿La acción no es la misma? debería ser más complicado igualar un pelo corto que uno largo, nunca no he entendido, pero así son las cosas. Después no nos dejemos atrás el tiempo que invierten en ti los peluqueros. Si vas a teñirte te tienen media hora con el tinte en la cabeza para que coja el color mientras atienden a otros clientes, hasta que estas tan harta de mirar el reloj y ver que la media hora se convierte en una entera que te ven la cara de mala leche y van a atenderte, cuya atención consiste en pasarte a otra silla mientras terminan el trabajo que estaban haciendo al cliente anteriormente comentado que llegó después de ti.

En resumen, un tinte con lavado y secado te puede llevar la hora y media tranquilamente de la cual sólo media hora has sido atendida por una peluquera y por la que te sajan el gasto de todo un fin de semana de birras y fiesta non-stop.

De una cosa de la cual no puedo quejarme es del trato recibido. Nunca me han tratado mal en una peluquería, al revés, te alaban y te dicen lo bella que eres y el pelo precioso que tienes sin contar el trabajo que ellas están haciendo en tu cabeza (jamás queda el pelo a uno mismo como si lo tratara otra persona). Aunque también hay que decir que la conversación es un don que tienen estas personas, siempre tienen algo que decir, algo que comentar y de qué hablar, pero a los clientes no siempre nos hace gracia escuchar detrás de la oreja un lorito parlanchin.

Tras toda esta opinión completamente subjetiva os presento el invento del siglo para acabar con todo este suplicio, aunque chicas, a no ser que queramos protagonizar “la teniente O’Neil” creo que nos tocará esperar un poquito a que otra mente lúcida nos facilite la vida.

Otras noticias:

1 comentario

1 eduardoNo Gravatar { 02.11.11 at 23:40 }

qué heavy el vídeo!