El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

Calvin Klein decide seguir los pasos de D&G

Todos recordaremos esta campaña de Dolce&Gabana:

La polémica llego a todos los medios de comunicación de España, ya que el Observatorio de la Imagen del Instituto de la Mujer pidió a la firma de moda italiana que retirara esta pieza que correspondía a la promoción de la Temporada primavera-verano de 2007.

El organismo autónomo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales -asunto que hace unos meses sería competencia del Ministerio de Igualdad-, argumentaba que esta incitaba a la violencia sexista y que hacía entender que era admisible la utilización de la fuerza como un medio de imponerse sobre las mujeres.

Finalmente, Domenico Dolce y Stefano Gabbana anunció la retirada a nivel mundial de los anuncios un día después de que se hiciera firme la orden del Comité de Control de Autodisciplina de apartar la publicidad de todos los medios de difusión italianos.

Ya antes, esta misma marca había tenido problemas en otro país con una campaña en 2006, más específicamente en Reino Unido, donde la Advertising Standards Authority -que recibió más de 150 quejas-, organismo que vela por la moralidad de la publicidad, afirmó que las imágenes que vemos a continuación, presentaban claras muestras de violencia, tachando la publicación de la campaña de ‘inaceptable‘.

En dicho anuncio podemos ver armas de fuego, armas blancas, heridas sangrantes y como siempre, la mujer con la menor cantidad de ropa posible:

Ahora es otra marca la que decide seguir la misma línea de ‘provocación’ para sus campañas, Calvin Klein. En la imagen vemos como una mujer semi-desnuda rodeada por varios hombres, uno de los cuales tiene los pantalones, digamos… semi-bajados. Cada uno que saque sus conclusiones, varios medios apuntan a que esta fotografía sugiere una violación.

Por ahora el anuncio ya ha sido retirado de Australia porque, según palabras del Advertising Standards Bureau australiano, “El Consejo considera que aunque el acto retratado pudiera ser consensuada, el impacto y la impresión general de la escena sugiere violencia, una violación (…). La imagen degrada a la mujer sugiriendo que es un juguete para los hombres que la rodean, y denigra a los hombres representándolos ejerciendo violencia sexual contra la mujer”.

Veremos si al final esta campaña Calvin Klein acaba como el caso de D&G.

También te puede interesar: