El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

7 dichos y sus porqué

No os habéis preguntado alguna vez, ¿de dónde vendrá la frase, se te ve el plumero? o ¿por qué se dice estar a dos velas?. Este tipo de expresiones son muy habituales, pero muchas veces no sabemos explicar la razón de las mismas.

Aquí van las historias de 7 dichos que seguro habeis dicho más de una vez:

  • Costar un triunfo: La expresión está tomada de los naipes y los triunfos de la baraja. Como buenos jugadores de cartas, sabréis que los triunfos son lo que más valen.

 

  • ¡A buena hora, mangas verdes!: La Santa Hermandad era un tribunal con especial jurisdicción cuya tarea era castigar los delitos que se cometían sobre todo, fuera de la ciudad. Los cuadrilleros eran los soldados de esta hermandad, responsables de acudir a los lugares en los que se estaban cometiendo los delitos para apresar a los criminales y llevarlos ante el Tribunal. Por aquella época se decía que nunca llegaban a tiempo para capturar a los “malos”. Estas “cuadrillas”  vestían uniformes con mangas verdes .

 

  • Me lo ha contado un pajarito: ya en la Biblia, es su capítulo X del Eclesiastés podemos leer: “Ni en los secretos de tu cámara digas mal del rico, porque las aves del cielo llevarán la voz, y las que tienen alas harán saber la palabra”. Es posteriores libros, también se ha hecho mención a pájaros que hablaban – cómo en el último pasaje de las Mil y una noches-.

 

  • De tiros largos: antiguamente en España cada persona podía hacer tirar de su coche el número de caballos o mulas que estimase conveniente. Pero sólo el rey y la alta nobleza podían atar a sus carrozas el tiro delantero a mayor distancia de los demás, distancia que lo separaba muchas veces de los traseros, mediante unas correas que llamaban tiros largos. Se supone, que las personas cuyas carrozas tenían estas características, poseían mucho dinero y por ello vestían buenas prendas. De ahí el dicho.

 

  • Armarse la gorda: dicho que actualmente tiene muchas variantes, “se ha armado gorda”, “se ha armado una…”. Se dice esto porque en Andalucía denominaron La Gorda a la revolución que se estaba fraguando contra Isabel II en 1868. Muchos libros recogen diálogos e historias en la que los personajes comentaban -¡Ya ha llegado La Gorda!- haciendo referencia a la revolución.

 

  • Estar a dos velas: en las iglesias al acabar las misas, se apagaban todas las luces menos dos que quedan delante del sagrario y éstas alumbraban poco para todo el espacio que había. Por ello las estancias quedaban vacías y lúgubres, como las casas de los pobres. Por eso se dice esta cuando uno no tiene dinero.

 

  • Vérsele a uno el plumero (más popularmente dicho, se te ve el plumero): Constituye una alusión al grupo de plumas que los voluntarios de la Milicia Nacional (liberales y progresistas) llevaban en la parte delantera y alta de sus cascos.  Los periódicos conservadores de la época, hacia 1820, solían decir que se veía el plumero, a aquellas personas que mostraban ideas liberales.

Otras noticias:

2 comentarios

1 BelénNo Gravatar { 05.04.10 at 21:52 }

Y yo que iba a seguir escribiendo sobre esto…

2 MaríaNo Gravatar { 05.05.10 at 13:25 }

jajajaja me diste una idea genial!