El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

¿Es sexista la publicidad de juguetes?

Ya ha pasado mi cumpleaños asi que oficialmente podemos decir que ¡la Navidad ha llegado! Y con ello, llega el ‘bombardeo’ de spots de juguetes por la Navidad y los catálogos invaden los buzones.

Como todo en la actualidad, y más aún cuando se trata de niños, los anuncios de juguetes están sometidos a controles de calidad y son varias las universidades que han hecho estudios sobre ellos. En este caso, vamos a hablar de el sexismo o no en la publicidad de juguetes.

Tradicionalmente se seguían unos estereotipos bastante marcados en los que las muñecas y cocinitas iban acompañadas de tonos rosas, siempre jugados por niñas mientras que los anuncios de coches y muñecos de acción eran para ellos y el color azul era el predominante.

El Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista publicó en enero de este año un informe según el cual el año pasado el porcentaje de anuncios de juguetes con un tratamiento sexista descendió un 7% respecto al año anterior. En total el 58,72% fueron considerados sexistas y sólo un 11% de los anuncios no iban dirigidos a ningún sexo en concreto. (Aún queda trabajo por hacer en este campo…)

Por otra parte, un estudio realizado por expertos en comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos confirma que la diferenciación por sexos a la hora de vender juguetes sigue vigente destacando que valores como la belleza, la seducción o la maternidad se potencian en productos dirigidos a las niñas mientras que valores como la fuerza y el poder se encuentran destinados para los niños. Características como habilidad o solidaridad sí se venden por igual para niñas y niños.
En cuanto a los colores, sigue creandose “un mundo rosa para las chicas y un mundo rojo y azul para los niños”, dice el estudio.

Según Disney Store, hasta un 60% de los niños escogen un regalo influenciados por la publicidad que reciben, por lo que el análisis de cómo son las campañas se ha convertido casi en una obsesión.

Antes de su emisión en televisión, los anuncios son revisados siempre por Autocontrol teniendo éstos que superar dos tipos de normas: una se fija en la seguridad del producto y otra analiza su aspecto publicitario. En este sentido, es el Código Deontológico de la el que rige los anuncios del sector. Si no reciben el visto bueno, los anuncios podrán modificar el . De los 937 anuncios que pidieron en 2009 una consulta previa, 723 pasaron el corte y 214 debieron ser cambiados. Ninguno recibió el llamado copy advice negativo que desaconsejaba su difusión.

Por otro lado, aunque los catálogos son editados por cada superficie o centro comercial con total libertad, si podemos ver que muchos de ellos evitan la difusión de roles sexista publicitando el juguete sólo con el precio, sin que aparezca un . Incluso en algunos se intenta otorgar cierta naturalidad a la situación con, por ejemplo, imágenes de una cocinita con un y una niña o juegos de mesa en los que aparecen incluso los padres.
Sin embargo, hay clichés que no desaparecen, como los vehículos en miniatura con la niña de copiloto y el niño al volante o el uso del rosa y de colores pastel para diferenciar las páginas con productos destinados a las niñas. El azul o el rojo valen más para ellos.

También te puede interesar: