El blog del Staff/Stuff de Sync.es aportando nuestras ideas al mundo

¡Tadá!

La es la expresión física de la voluntad, sólo con la puedes deformar la realidad a tu antojo.

O con dinamita, con dinamita también vale


El Gran Pepe Carroll fue denunciado por PETA tras su polémico truco de sacar una chistera de un conejo

La magia existe. No la magia como la conocemos por las historias de fantasía, capaz de violar las leyes de la naturaleza en un frío callejón, y luego no devolverle las llamadas. Hablo de la magia que vemos en los shows en directo, por gente con notoria habilidad para asombrarnos, como ilusionistas, escapistas, cartomagos o programadores informáticos.

Llevan cientos de años, incluso siglos, asombrándonos. Y su magia consiste en aprovecharse de dos cosas, una es que queremos creer que la magia puede existir, y nos aferramos a esa idea. La otra es que además somos demasiado orgullosos como para admitir que no tenemos ni idea de cómo han hecho salir una mujer disfrazada de conejita Playboy de ese sombrero. Pero por dios, mataríamos por saber hacerlo.

A lo largo de este tiempo, son muchas las historias que este mundo ha generado, y siguiendo la rigurosidad de mis anteriores recopilatorios de anécdotas, pasaré a comentaros algunas.

El célebre escapista El Magnífico Jose Joaquín fue uno de los mejores discípulos de Houdini. Entre sus hechos más destacables se encuentra la vez que, tras ser encerrado en una pecera bocabajo y encadenado, se dio cuenta de que se había dejado las llaves en sus otros pantalones y los había echado a lavar, y tuvo que esperar más de tres cuartos de hora sumergido mientras su asistente iba a la lavandería a por ellas. También son memorables las veces que escapó de una cabina de teléfonos llena de cemento, un ataúd enterrado, o se dio de baja de Orange.

El truco de atrapar la bala en el aire es todo un clásico. La idea básica es disparar un revólver contra el mago, y éste atrapará la bala en al aire, saliendo indemne. El truco habitual era algo tan sencillo como cambiar el calibre de la bala para que no cupiese por el cañón, y tras la explosión, sacar una bala de algún sitio escondido en la ropa del mago. El problema es que es un truco realmente peligroso, y varios magos han fallecido en su desarrollo. Los casos más habituales eran cañones que acababan cediendo. Entre los más destacables está el día que al mago canadiense Fran Ferdinanz O’hara le cambiaron la pistola trucada por un rifle de asalto M16 sin que se diese cuenta. Lo curioso es que llegó a atrapar 5 balas antes de morir.

Otros trucos de magia que no dejan de sorprendernos son los de cartas. Al ser un estilo de magia tan usado, encontrar un truco original es cada vez más complicado. Es notable el caso del cartomago Alberto Menéndez, de origen japonés. Tras un truco de cartas de más de tres horas, y cuando estaba a punto de sacar el tres de corazones, debido a un error en uno de los gestos se equivocó e invocó a un demonio mayor, que escupía fuego por la boca. El demonio devoró a más de la mitad del público. Para más deshonra del mago, la carta que tenía que adivinar era un siete de espadas.

Juan Tamariz, uno de nuestros magos más internacionales, es característico no sólo por su sentido del humor o habilidad con las manos, si no porque suele acompañar sus trucos con un típico gesto, como si tocara un violín imaginario. Poco se habla de la vez que en una de sus giras por China, un compañero le preguntó que por qué tocaba un violín imaginario. En ese momento Juan Tamariz se giró sorprendido sobre su hombro, y comenzó a buscar. Por lo visto, y tras el susto, el mago le contó a su compañero: ‘Desde hace años llevo un violín, para acompañar mis trucos, pero se me ha debido de caer… o me lo han robado, no sé…’ confuso Tamariz añadió ‘Y todos estos años no me di cuenta ¿Por qué nadie me lo ha dicho antes, joder? ¿No me veíais que no tenía violín ni nada?

¡ La magia nunca dejará de sorprendernos!

También te puede interesar:

1 comentario

1 Belen GarciaNo Gravatar { 09.20.10 at 14:57 }

La imagen no me carga xDD